Qué ver en Zamora

Zamora se encuentra situada en el noroeste de España, en la comunidad autónoma de Castilla y León. El casco antiguo es, por supuesto, la parte más atractiva de la ciudad. La gran cantidad de monumentos que en él se ubican ha hecho que se hayan ganado el título de “colección de objetos de importancia histórica y artística”. Y es que un paseo por el Casco Antiguo de Zamora es un auténtico viaje a la Edad Media y al Renacimiento.

Si estás planeando visitar Zamora, entonces es necesario que conozcas sus principales atractivos turísticos, con el fin de que puedas armar el mejor itinerario posible. Pensando en ello, a continuación, los compartimos contigo.

Principales puntos de interés turístico de Zamora:

1. Catedral de El Salvador

Es el edificio más reconocible de la ciudad de Zamora, construido en la segunda mitad del siglo XII. Su forma es muy simple: la catedral está construida en planta de cruz latina y tiene un diseño de tres naves. Una parte característica del templo es su cúpula cubierta con adornos que se asemejan a escamas de pescado. Esta solución extremadamente innovadora (para la arquitectura medieval) se ha convertido en un símbolo no oficial de toda la ciudad.

La visita a la Catedral de El Salvador se puede combinar con una visita al Museo Catedralicio, ubicado a su lado. Fue inaugurado en 1926, y su propósito es proteger y exhibir obras pertenecientes a la catedral así como exhibiciones pertenecientes a otras parroquias. Vale la pena agregar que la colección de hermosos tapices hechos a mano de los siglos XV y XVI es la más popular entre los visitantes.

2. Iglesia de Santa Maria Madalena

Se trata de un templo que cuenta con una sola nave, y que fue construido a principios del siglo XII. Hasta el año de 1874, el templo perteneció a los Caballeros de San Juan, es decir, a la Soberana Orden Caballeresca de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, Rodas y Malta, posteriormente fue entregado al obispado de Zamora. Cabe señalar que la iglesia se construyó en la vía principal de Zamora, por lo que el acceso, ya se a pie o en auto, será muy sencillo.

Iglesia de Santa María la Nueva

Se trata de un templo relacionado con la rebelión de las truchas. Originalmente la iglesia fue construida en el siglo XII y estaba dedicada a San Ramón, aunque luego fue reconstruida bajo la actual advocación. La iglesia tiene una nave, pero al mirar la construcción del templo, uno puede tener la impresión de que la iglesia era de tres naves antes de su destrucción. Una de las joyas arquitectónicas de Zamora que debes visitar.

3. Iglesia de Santa María de la Horta

En el barrio de Horta, fuera de las murallas de la ciudad vieja, se encuentra la Iglesia de Santa María de la Horta, construida en el siglo XII. Originalmente, la iglesia contaba con una nave, pero las posteriores ampliaciones de la iglesia desde el sur la ensanchan visualmente y dan la impresión de que se trata de una nave lateral adicional. Al igual que la Iglesia de Santa María Madalena, perteneció a los joanitas, pero por un período de tiempo más corto, hasta 1535. En el mismo distrito se encuentra el templo de tres naves del siglo XII, la Iglesia de Santo Tomé.

4. Restos del Castillo de Zamora

Sin embargo, los monumentos de Zamora no son solo arquitectura sagrada. Una vez te encuentres en la ciudad, te recomendamos visitar el castillo construido en el siglo XI sobre un plano de diamantes. El estilo románico mencionado también es muy visible aquí. El castillo se encuentra en el extremo occidental del casco antiguo, y si bien la mayor parte de él son ruinas, se encuentran muy bien conservadas y están completamente abiertas a los turistas.

5. La iglesia de Santiago del Burgo

Es un templo cuya construcción data de los últimos años del siglo XI y primeros del siglo XII, y que podemos encontrar en la calle peatonal de Santa Clara, justo en la Plaza de la Constitución. Se levantó con el fin de dar cabida a los feligreses que habitaban en la nueva parte de El Burgo, que creció más allá de los muros antiguos de la ciudad.

Te recomendamos, sobre todo, admirar la fachada de la parte sur, considerada como la más hermosa de las tres; y que cuenta con un detallado rosetón y arcos gemelos, así como un buen número de representaciones bíblicas.

6. El Palacio de los Momos

Ubicado en la Plaza Zorrilla, pero también sobre la calle de Santa Ana, nos encontramos con el Palacio de los Momos (que en un principio recibió el nombre de “Casa de los Sanabria”), que fue edificado en los últimos años del siglo XV. Destaca por su arquitectura de estilo renacentista, aunque también presenta detalles del estilo gótico tardío.

Su construcción fue obra de Pedro de Ledesma, que ocupaba el cargo de comendador y regidor de la ciudad de Zamora. Una de las joyas arquitectónicas más impresionantes que debemos visitar.

7. Plaza Mayor

Si continuamos por la Calle Santa Clara, terminaremos por llegar al centro del casco antiguo, la Plaza Mayor. Se trata de una plaza con forma cuadrada, completamente peatonal y con suelo empedrado, en donde, lo primero que llamará nuestra atención, será el encontrar no uno, sino dos ayuntamientos.

El primero es la sede de la policía local, conocido como el Ayuntamiento Viejo, y que fue construido en el año de 1504.

Y justo enfrente, encontramos al Ayuntamiento nuevo, que cuenta con un estilo neoclásico.

En la Plaza Mayor también encontraremos la Iglesia de San Juan Bautista; de la que destaca su rosetón de estilo románico.

8. Calle de Balborraz

Entre los diversos atractivos turísticos que nos encontraremos en la ciudad, destaca la calle de Balborraz. Se trata de una calle con una cuesta bastante pronunciada (llega hasta la zona del río) que se localiza contigua a la Plaza Mayor.

Se dice que era por esta calle que llegaban los comerciantes y viajeros de otros pueblos y ciudades, después de atravesar el puente.

Y si bien, es cierto que una parte de su belleza medieval se ha ido, gracias a las rehabilitaciones, llegó a conseguir, en el año de 1997, el premio de Hispania Nostra.

Además, en esta calle tienes la oportunidad de apreciar dos hermosas casas modernistas, que datan del principio del siglo XX.

9. Puerta de Doña Urraca o Puerta de Zambrano

Caminando unos cuantos minutos por la calle de Reina, llegaremos a la Plaza de la Leña. Es en este sitio que se localiza la denominada Puerta de Doña Urraca (aunque muchos también la conocen con el nombre de Puerta de Zambrano), y que formaba parte del primer recinto amurallado de Zamora. Se trata de una de las zonas de la muralla antigua mejor restaurada.

Recibe este nombre porque se dice que, a un costado, se encontraba el antiguo palacio de la Reina Doña Urraca.

10. Plaza de Viriato

En esta plaza encontraremos una estatua que representa a Viriato, un héroe portugués, o mejor dicho, lusitano. Fue a él a quien se le consideró como el terror romano; ya que por varios años combatió a las legiones romanas, caracterizándose, al final de cada batalla, por arrancar un trozo de tela de los estandartes rojos de estos soldados; colocándolo en su lanza.

En este plaza tendremos, así mismo, la oportunidad de conocer el Palacio de los Condes de Alba y Aliste; que es el sitio donde, en la actualidad, se localiza el Parador de Zamora.

11. Iglesia de San Pedro y San Ildelfonso

Muy cerca de la vía de los notarios nos encontramos con la Iglesia de San Pedro y San Ildefonso. Este templo fue mandado a edificar en donde antaño se encontraba una iglesia visigoda; y donde se encuentran los restos de San Ildelfonso, tenido como el padre de la Iglesia Latina; así como los restos del primer obispo de Zamora, San Atilano.

A partir del siglo XV ha sufrido diversas modificaciones; pero conserva buena parte de su estilo y belleza originales. En su interior, nos encontramos con el sepulcro de los hermanos Ayala, así como hermosas obras de arte sacro.

12. Casa del Cid o Palacio de Arias de Gonzalo

Muy cerca de la catedral, te recomendamos visitar el Palacio de Arias Gonzalo, también conocido como la Casa del Cid; que, de acuerdo con la tradición, fue casa de estos dos personajes históricos. Esto, después de que al consejero de las infantas Elvira y Urraca, se le encargara el enseñar a los hijos de Fernando I, así como a un Cid adolescente, antes de que realizara las hazañas que todos conocemos.

13. Puerta del Obispo

A un costado del Palacio de Arias de Gonzalo, nos encontramos con la Puerta del Obispo, denominada así ya que se localiza muy cerca del Palacio Episcopal. Si bien, a lo largo de la historia, también ha recibido el nombre de Puerta de Olivares o Puerta Óptima.

Si hablamos de las puertas de la ciudad, esta es una de las más antiguas, ya que se tienen registros de que su construcción data del siglo X. Por aquí cruzaron los soldados zamoranos cuando se llevó a cabo la reconquista de la ciudad de Mérida, algo que podemos ver representado en el escudo de Zamora.

14. Aceñas de Olivares

Junto al río Duero, podremos apreciar la belleza de tres molinos, conocidos en su conjunto como Aceñas de Olivares. Si bien, desde los primeros años del siglo XX ya no son utilizados como molinos, las Aceñas de Olivares han sido rehabilitadas para el turismo y, en la actualidad podemos encontrar en ellas el Centro de Interpretación de las Industrias Tradicionales de Agua. Así mismo, en la cercanía, podremos visitar otros grupos de aceñas igualmente cercanas al río.

15. Puente de Piedra

También en el Río Duero nos encontraremos con el Puente de Piedra de la ciudad, el cual formaba parte de la antigua Vía de la Plata. Es un puente bastante antiguo; ya que el inicio de su construcción se remonta a los últimos años del siglo XII, contando con un claro estilo románico. Si bien, a lo largo del tiempo, se han llevado a cabo diversas remodelaciones en él.

El Puente de Piedra conecta a la Plaza de Belén con el casco antiguo de la ciudad. Como su nombre lo dice, se encuentra construido totalmente en piedra, contando con 15 vanos y poco más de 280 metros de longitud. Hoy en día es totalmente peatonal.

16. Plaza de Santa Lucía

Si cruzamos el Puente de Piedra, nos encontraremos en la Plaza de Santa Lucía; donde se dice que se localizaba el antiguo barrio judío.

Aquí podrás visitar el Palacio del Cordón, que también recibe el nombre de Palacio de Puñonrostro; ya que este era el apellido de la familia que era su propietaria. Fue construido durante el siglo XVI, por orden de Francisco Ramírez, regidor.

En su fachada podremos ver el escudo de armas de los Condes de Puñoenrostro.

17. Museo Provincial de Zamora

Hoy en día, aquí se localiza el Museo Provincial de Zamora. Cuenta con tres secciones, dedicada a un tema diferente. En la primera de ellas nos encontraremos con objetos arqueológicos, en la segunda con diversas obras de arte de la provincia y en el tercero, se aborda la historia de la ciudad.

Si eres amante de los museos, este es uno de los imprescindibles que debes de incluir en tu itinerario si planeas un viaje a Zamora.

18. Mirador del Troncoso

Si eres de esos viajeros que siempre está en la búsqueda de la foto ideal, entonces nuestro consejo es que visites dos puntos. El primero de ellos y tal vez el más espectacular es el Mirador del Troncoso, un sitio en alto desde el que contarás con una vista privilegiada del Puente de Piedra y del Río Duero.

El otro punto, muy cercano, es el Puente de los Poetas, donde te encontraás con la ciudad de Zamora, la muralla y su catedral en primer plano, y detrás de ti, el Río Duero en todo su esplendor.

19. Playa de Benidorm

Y si ya nos encontramos cerca del río, y es verano, ¿por qué no darnos un chapuzón para refrescarnos? Pues sí, aunque parezca difícil de creer, en la ciudad nos encontraremos con una playa de Benidorm. Parece que el origen del nombre es una simple copia, pero popularmente se cuenta, que un antiguo obispo de la ciudad, al ver a las mujeres zamoranas que tomaban el sol en la ribera del río, comentó: “si esto ya es igual que Benidorm”.

20. Parque Natural Arribes del Duero

Si la zona del casco antiguo es la más atractiva en cuestión de monumentos en Zamora, el Parque Natural Arribes del Duero es un auténtico paraíso natural que sólo podrás disfrutar en esta provincia.

Recibe su nombre por los grandes cañones (algunos de más de 200 metros) que podremos encontrar aquí. Este parque es enorme, contando con más de 100,000 hectáreas y ocupando decenas de las provincias de Salamanca y Zamora.

Si te encantan los entornos naturales, la flora y la fauna, entonces no puedes perderte una visita a este lugar.

21. Toro

Toro es un pueblo de pequeño tamaño localizado en la parte sur de la provincia, y considerado como uno de los más encantadores de la región.

Aquí encontraremos un entorno medieval, con casas de piedra y caserones de montaña.

Además, si eres amante del vino, te agradará saber que en este sitio se producen algunos de los mejores vinos de Castilla y León, contando con una denominación de origen famosa por toda Europa.

Y, por supuesto, no puedes perderte de su rico patrimonio arquitectónico, en el que destaca la Colegiata de Santa María la Mayor, el Alcázar y el Monasterio del Sancti Spiritus, entre otros.

21. Parque Natural del Lago de Sanabria

El lago de Sanabria, que cuenta con una extensión de más de 3 km de largo y 1.5 km de ancho, aproximadamente, es tenido como lago natural de mayor tamaño en España, y uno de los más extensos del continente.

Su origen se remonta a 100,000 años en el pasado; ya que contiguo a esta zona de localizaba un enorme glaciar; contando, hoy en día, con una profundidad mayor a los 50 metros.

22. Sierra de la Culebra

Otro de los paisajes naturales que debemos de experimentar en una visita a Zamora es, sin duda, la Sierra de la Culebra.

Es aquí que aún habitan especímenes del lobo ibérico, un cánido endémico de la Península Ibérica; considerado en la actualidad como una especie amenazada y que ya sólo se puede encontrar en esta región.

El nombre de esta Sierra se deriva de la forma serpenteante que tienen sus picos. Y, entre ellos, sobresale la Peña Mira, con más de 1200 metros sobre el nivel del mar.

Además de ciervos y lobos, en este sitio podrás avistar erizos, nutrias, tejones y gatos monteses, entre otros animales.

Consejos para visitar Zamora

  1. No cometas el error de únicamente enfocarte en la zona de la ciudad y de su casco antiguo. Sí, sabemos que es, probablemente, el principal atractivo de Zamora y por supuesto que debes de disfrutarlo al máximo. No obstante, como has podido darte cuenta, en la zona aledaña de la ciudad y, prácticamente por toda la provincia, tendremos oportunidades únicas para disfrutar de entrañables entornos naturales. ¡Aprovéchalo!
  2. Una vez te encuentres en Zamora, no puedes dejar de degustar su deliciosa gastronomía. Sin duda, encontrarás platos únicos y más de uno te dejará gratamente sorprendido. Pensando en ello, a continuación compartimos contigo una breve lista con algunos de los mejores restaurantes de Zamora para probar la deliciosa gastronomía local.
  3. No planees absolutamente todo. En nuestra opinión, es mejor reservar una tarde o una mañana de tiempo libre para dejarte llevar por los encantos de la ciudad. Camina por sus calles estrechas, recorre la zona de la muralla o simplemente siéntate a meditar un momento en la ribera del río. Estamos seguros de que te encantará.
  4. Si tienes la oportunidad de hospedarte en el parador de la ciudad, no lo dudes, es uno de los edificios más hermosos y con más historia no sólo de la provincia, sino probablemente de toda España. Además de contar con un sueño reparador, es otro de los mejores sitios para poder probar algunos de los platos típicos de la zona. Y, por otra parte, su ubicación es prácticamente inmejorable.

¿Dónde comer en Zamora?

Los Caprichos de Meneses:  En este restaurante no te puedes perder sus deliciosas tapas. Además, tendremos la ventaja de que sus tapas y entradas son bastante económicas, ya que podemos encontrarlas desde 1,5 a 3 euros, aproximadamente. Tambié te recomendamos sus platos de bacalao. Por otra parte, puedes elegir un completo menú de degustación por 45 euros. Dirección: Plaza San Miguel, Plaza Mayor, número 3

Asador Casa Mariano:  Si deseas probar uno de los platos más representativos de Zamora, entonces te recomendamos que visites el Asador Casa Mariano y degustes un delicioso lechazo, hecho al horno, siempre tierno y jugoso. Y si quieres probar algo más, pide un plato de bacalao, pulpo o morcilla. Sin duda, platos deliciosos y de la mejor calidad en Zamora. Aproximadamente, gastarás un mínimo de 25 euros por persona. Dirección: Av. de Portugal, número 28

Restaurante Agape:  Una apuesta segura si deseas sorprenderte con un delicioso plato. Aquí, además de platos modernos, podrás solicitar preparaciones tradicionales, como unas carrilleras de cerdo o los habones de Sanabria. Incluso cuenta con preparaciones extranjeras como pasta y pizza. Por persona, aproximadamente, gastarás 15 euros. Dirección: Plaza San Miguel, número 3

Bar Bambú:  Este es uno de los bares de tapas más populares de Zamora. Donde, sobre todo, se especializan en la preparación de tiberios. Un tipo de mejillones con salsa picante, acompañados de salsa de perdiz y patatas. Sin duda, un bocado delicioso que te recomendamos degustar en tu estadía en Zamora. Aproximadamente gastarás entre 10 y 20 euros por persona. Dirección: Calle Alfonso de Castro, número 3

¿Dónde aparcar en Zamora?

Cabe mencionar que, en Zamora, si deseas aparcar tu centro cerca de los principales atractivos, la mejor opción es dejarlo en el centro. Para ello, en esta zona, se cuenta con zona azul, la cual es bastante económica (menos de 1 euro por hora).

Si bien, un par de calles más allá de esta zona, encontraremos zona blanca para aparcar nuestro auto de forma gratuita; por ejemplo, muy cerca de la zona de la universidad y no muy lejos del centro, encontraremos línea blanca. Por otra parte, si eliges la zona azul, debes de estar al pendiente de renovar el ticket cada dos horas.

Respecto a los aparcamientos de pago, algunos de los más seguros aparcamientos de pago cubiertos son los siguientes:

  • Parking Plaza La Constitución Zamora: Aparcamiento cubierto. Plaza Constitución, s/n · +34 980 53 72 08. Abierto las 24 horas.
  • Aparcamiento San Martín: Aparcamiento cubierto. Calle San Martín, 1 · +34 980 10 70 11. Abierto las 24 horas.

Qué ver cerca de Zamora