Qué ver en Cataluña

La Comunidad Autónoma de Cataluña cuenta con una complejidad geográfica y cultural única en Europa. Se encuentra dividida en diversas provincias que son excepcionalmente diversas en muchos aspectos. En especial, las tres provincias costeras de Cataluña destacan por presentar un clima típicamente mediterráneo, templado y cálido (Barcelona, Gerona, Tarragona). Además, es una de las regiones turísticas preferidas a nivel internacional; gracias a las bellezas de las costas de la Costa Brava y Costa Dorada.

Cataluña es también un tesoro de conocimiento sobre muchas civilizaciones antiguas, medievales y modernas. De hecho, podemos encontrar un buen número de monumentos ubicados en las localidades de Tarragona y Ampurias.

Y por si fuera poco, se trata de un sitio en el que se inspiraron algunos de los más grandes artistas del siglo XX: arquitectos modernistas y surrealistas de la pintura contemporánea; como Antoni Gaudí, Lluís Domènech i Montaner, Salvador Dalí, Pablo Picasso y Joan Miró.

Principales puntos turísticos de Cataluña

1. Barcelona

Barcelona es la segunda ciudad más grande de España y la más importante de Cataluña. Turistas de todo el mundo vienen aquí para admirar monumentos de la belleza e importancia de la iglesia de la Sagrada Familia, dar un paseo por el famoso paseo marítimo de La Rambla, tomar el sol en la playa de la Barceloneta, degustar las tapas locales o tomar una deliciosa sangría.

Sin duda, si realizarás un viaje por Cataluña, tienes que visitar sí o sí Barcelona. Una ciudad cosmopolita, moderna y que tiene una larga lista de atractivos para ofrecernos.

2. Monserrat

Monserrat es conocida principalmente por la estatua de la Virgen Negra, considerada como la patrona de Cataluña. El monasterio que allí se ubica es un símbolo de la identidad nacional de los catalanes. Este lugar también es digno de visitar por las hermosas vistas de los alrededores.

Además que de una caminata a Monserrat te ayudará a despegar la mente y olvidarte de los problemas del día a día, desde aquí podrás conseguir hermosas fotografías de tu viaje a Cataluña. Además, puedes llegar fácilmente a Monserrat desde la ciudad de Barcelona.

3. Girona

Existen varias razones por las que debería pasar al menos unas horas en Girona (conocida en catalán como Gerona). Uno de ellos es el casco antiguo, que se encuentra en perfecto estado de conservación; y en el que seguro te sentirás en plena Edad Media.

Otros de los elementos que distinguen a la ciudad son las coloridas fachadas de las casas sobre el río Onyar y varios puentes de observación, uno de los cuales es obra de Gustav Eiffl: el Pont de les Peixateries Velles.

Girona también es visitada con entusiasmo por los amantes de la arquitectura y la historia. La Catedral de Santa María, símbolo de la ciudad, es la catedral de una sola nave más grande de Europa. Su construcción se inició en los primeros años del siglo XIV y tardó 400 años. Cabe mencionar que la entrada cuesta 7 euros. La catedral tiene una fachada barroca característica y un interior gótico.

4. Pals

Pals es una ciudad en el corazón de la popular región turística de la Costa Brava. Es un lugar ideal para quienes deseen pasar unas horas en un lugar tranquilo y pacífico, alejado de las multitudes de turistas.

El mayor atractivo turístico de Pals es el casco antiguo medieval, que incluye las ruinas del castillo, el pueblo y las murallas de la ciudad, que estaban protegidas por cuatro torres. Caminando por las estrechas y empedradas calles, es imposible no percatarse de la torre de 15 metros de la Torre de las Horas. Era parte de un antiguo castillo que, según los registros, fue construido en el lejano siglo IX.

5. Besalú

Besalú, una auténtica ubicación pintoresca, es uno de los lugares de Cataluña que no encontrarás abarrotado de turistas; y que, sin embargo, vale la pena. El comienzo de la historia de la ciudad se remonta al siglo II antes de C. cuando se iniciaron los primeros asentamientos. En el siglo X se construyó aquí un castillo, que fue la capital de un reino independiente. Cabe señalar que la entrada es gratuita. Cuando cruzas sus puertas, puedes sentir la atmósfera de épocas pasadas. Un paseo por las calles estrechas y empedradas entre los densos edificios de casas e iglesias medievales te permitirá descubrir esta hermosa ciudad.

Un atractivo que atrae a los turistas a Besalú es sin duda el puente fortificado románico construido en el siglo XI. Consta de 7 arcos con una longitud total mayor a los 100 metros. Así mismo, podremos observar las torres en el puente, donde en tiempos lejanos se cobraba una tarifa para ingresar a la ciudad.

6. Tossa de Mar

Estando en Tossa de Mar, vale la pena dirigirse hacia la muralla medieval con cuatro torres y el faro – el Far de Tossa. La torre principal, Torre d’en Jonas, se eleva sobre la bahía creando una vista increíble.

En lo alto del acantilado, también se encuentra La Vila Vella Tossa, una parte del casco antiguo, donde recomendamos dar un paseo tranquilo para disfrutar de una mejor manera de su ambiente antiguo.

7. Sa Tuna

Sa Tuna es un pueblo situado en una pintoresca bahía, donde encontraremos hermosas casas blancas como la nieve caen; muchas de las cuales se encuentran muy cerca del mar. Además, se tiene la ventaja de que aparcar en la ciudad cuesta 4 euros al día.

En las cercanías del pueblo, podemos encontrar varias rutas de senderismo que nos dirigirán a impresionantes miradores, desde los cuales podremos apreciar hermosos paisajes de los alrededores y del centro del pueblo.

8. Cadaqués

Si estás buscando un lugar para unas vacaciones tranquilas lejos de las multitudes de turistas, Cadaqués puede ser el lugar perfecto. Esto, debido a que se encuentra bastante lejos de Barcelona, por lo que pocos se aventuran hasta este sitio. Aquí, podrás disfrutar de la Platja Gran y Esportal; que cuenta con 200 metros de largo y que, curiosamente, se encuentra en el centro de la ciudad.

Además, la ciudad está ubicada en la península de Cap de Creus, teniendo la ventaja de estar rodeada por el Parque Nacional.

9. Cap de Creus

Cap de Creus es un parque natural, una península y un cabo, considerado como el punto más oriental de España. Hay muchas playas vírgenes aquí, por lo que es un sitio ideal para disfrutar a solas, realizando caminatas o disfrutando de la flora y fauna de la región; así como de los días de sol del verano.

Nuestra recomendación personal es que llegues hasta la cala Culleró y la cala Culip; que, a nuestro parecer, son dos de las más hermosas de todo Cap de Creus.

10. Lloret de Mar

A la hora de preparar una lista de lugares dignos de visitar en Cataluña o en la Costa Brava, es imposible ignorar el hermoso Lloret de Mar. Este complejo se encuentra destinado, sobre todo, a personas que buscan entretenimiento saludable. Se trata de un sito ideal para disfrutar en familia, en especial si viajamos con niños. Siendo, además, un lugar perfecto para quienes quieran pasar unas vacaciones plenas de sol y diversión en la playa.

11. La Costa Dorada

La Costa Dorada o «Costa de Oro» se encuentra al sur de Barcelona, específicamente, en la provincia de Tarragona. Se trata de un lugar perfecto para las vacaciones, especialmente para familias con niños y personas mayores de 40 años.

La Costa Dorada es mucho más tranquila que muchos de los ruidosos centros turísticos de la Costa Brava. Además, en verano el clima es mucho más suave que en la cálida Andalucía. Más de 200 kilómetros de amplias playas se distinguen por su arena fina y sus aguas costeras poco profundas. Entre las salvajes, Cala Fonda (Playa Waikiki) es considerada la más bonita.

En el interior hay extensos viñedos, almendros y olivos. La capital de la Costa Dorada es la histórica ciudad de Tarragona, que, como mencionaremos a continuación, cuenta con numerosos monumentos de la época del Imperio Romano.

12. Tarragona

Tarragona es una ciudad del sur de Cataluña y es la capital de la provincia del mismo nombre. La ubicación en la costa, la rica historia que se remonta a la antigüedad y los monumentos de gran valor hacen de la aglomeración con una población de poco más de 100.000 habitantes uno de los atractivos turísticos más importantes de España.

En tiempos del Imperio Romano, una de las aglomeraciones más importantes de la Península Ibérica, la antigua ciudad de Tarraco, se encontraba ubicada en el lugar donde hoy podemos disfrutar de la ciudad de Tarragona.

13. L’Estartit

El pequeño pueblo de L’Estartit es el punto más oriental de España. Situado entre las montañas del Montgrí y la costa mediterránea, es uno de esos lugares donde podemos tanto relajarnos en la playa como pasar el tiempo de forma activa, descubriendo los tesoros de la naturaleza circundante, como el Parque Natural del Montgrí, las Islas Medes y Bajo Ter. E, incluso, realizar una visita a los pueblos medievales cercanos, como Pals.

L’Estartit también ofrece al visitante un interesante programa de animación, fiestas, restaurantes y bares con acogedoras terrazas y un paseo marítimo, agradable para pasear en las tardes de verano.

De hecho, esta localidad ha sido premiada por la Agencia Catalana de Turismo, recibiendo un certificado de lugar amigable para el turismo familiar, por lo que es un lugar perfecto para vacaciones con los más pequeños de la familia.

14. Empuriabrava

Empuriabrava se conoce a menudo como la «Venecia española». Sus cerca de 25 km de canales marítimos lo convierten en el puerto residencial más grande de todo el continente europeo. Aquí encontraremos hermosas y exclusivas mansiones junto al agua, numerosas palmeras y un paisaje único de montañas al fondo, dotando a Empuriabrava de una vista muy pintoresca.

Además, Empuriabrava se encuentra rodeado de pueblos medievales y largas extensiones de arena dorada a lo largo de la costa. Puedes elegir entre varias playas maravillosas, algunas de las cuales se encuentran en el Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà. También tienes la opción de descubrir el rico patrimonio histórico de la zona o participar en un interesante festival medieval.

15. Parque Nacional de Aigüestortes

Aigüestortes y Estany de Sant Maurici es el nombre del único parque nacional español ubicado en Cataluña. Caminando por innumerables rutas, podremos llegar a lugares pintorescos, muchos de los cuales cuentan con estanques rodeados de majestuosos del Pirineo.

Y es que el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici se encuentra en pleno Pirineo español, en el extremo noroeste de Cataluña. Ocupa más de 40 mil hectáreas, de las cuales 14 conforman su zona interna (denominada zona interna), y el resto es la zona periférica (zona periférica).

Su paisaje está formado principalmente por valles postglaciares, cumbres que alcanzan los 3.000 metros, bosques de coníferas, arroyos, cascadas y más de 200 estanques de montaña, llamados «estany» en catalán .

16. La Costa Brava

La Costa Brava es considerada como la meca del turismo internacional en Cataluña. Aquí es donde podremos disfrutar de algunas de las playas más hermosas de Europa, desde la localidad de Blanes hasta la frontera con Francia.

Pueblos como Tossa de Mar o Calella de Palafrugell no solo son destinos de vacaciones ideales, sino también lugares que inspiraron a artistas encantados con el clima y la arquitectura local. En la Costa Brava, así mismo, podrás relajarte tanto en grandes complejos turísticos como en pequeños pueblos que ofrecen alojamiento y playas prácticamente desiertas.

17. Caldes de Malavella

Caldes de Malavella es un pueblo que se hizo muy popular entre los turistas de mediados del siglo XIX. Es un poblado aún hoy en día famoso por sus aguas termales; las cuales, se dice, fueron descubiertas por los antiguos romanos. Además de disfrutar de una relajante sesión de spa, tienes la opción de admirar la casa de baños de hace cientos de años, así como la particular arquitectura de muchos de los edificios del pueblo.

18. Cambrills

Se trata de una encantadora ciudad costera que ofrece a sus visitantes un hermoso puerto. Además de descansar en la playa de arena, vale la pena interesarse por la cocina local, probando algunos platos tradicionales en alguno de sus mesones o restaurantes. Nosotros te recomendamos que degustes una calçot, que es un tipo de cebolla tierna que se prepara, usualmente, asada a la parrilla. Se dice, además, que es de Cambrills de donde proviene el mejor aceite de oliva de toda España.

Y, por supuesto, no puedes dejar pasar la oportunidad de disfrutar de la belleza de su casco antiguo, el cual se encuentra a menos de 10 minutos caminando de la zona costera.

19. Solsona

Solsona es una pequeña ciudad ubicada en la parte central de Cataluña. Entre sus principales atractivos turísticos, destaca el casco antiguo, donde se ubica la catedral gótica de Santa María de Solsona.

Además, la ciudad es conocida en toda la Comunidad Autónoma de Cataluña por el Carnaval, que dura una semana, y que se lleva a cabo todos los años. Es, en estas fechas, que miles de personas de toda Cataluña visitan la región.

Y si eres un amante del arte, no puedes dejar pasar una visita al conjunto monumental de Olius, que se encuentra a escasos kilómetros de Solsona. Sobre todo, no te pierdas una visita a Sant Esteve d’Olius (que data del siglo XI).

20. Castell de la Trinitat

La localidad costera de Rosas es conocida por su faro; además de por su impresionante castillo de Castell de la Trinitat; el cual se encuentra localizado en una colina. Esta fortificación fue construida en el lejano año de 1544 y, a través de la historia, fue objeto de más de un ataque, por lo que parte de él fue reconstruido en más de una ocasión. Hace unos años, el castillo fue restaurado y ahora alberga un interesante museo, el cual te recomendamos visitar.

21. Ripoll

La ciudad de Ripoll no se encuentra lejos de la frontera francesa. Debido a los numerosos depósitos de metales, una vez fue famoso como el centro catalán de la producción en metalurgia. Siendo uno de los emplazamientos más importantes en materia de producción de toda España. En nuestros días, la ciudad se ha vuelto bastante famosa por la catedral románica de Santa María de Ripoll, uno de los mejores ejemplos de arte románico que podremos encontrar en la Comunidad Autónoma de Cataluña.

22. Pedraforca

Pedraforca es el sitio perfecto para los amantes del montañismo. Se trata de uno de los picos más populares de Cataluña. La montaña aislada tiene una forma característica con dos picos. Uno mide 2.506 metros, el otro 2.496 metros.

Una vez llegues a su cima, podrás disfrutar de los hermosos paisajes de los alrededores, que sin duda bale la pena fotografiar.

23. Vic

Vic es una hermosa ciudad que se ubica a 69 kilómetros de Barcelona, y es considerado como uno de los importantes del norte de Cataluña. Podemos encontrar una universidad relativamente joven pero próspera en Vic. Sin embargo, el principal atractivo de la ciudad es la catedral barroca y la impresionante plaza del casco antiguo, desde donde podrás tomar fotografías únicas para inmortalizar tu viaje.

Así mismo, te recomendamos visitar el Museo Episcopal de Vic; ya que en él, podrás disfrutar de una de las colecciones de mayor importancia de arte románico en toda Cataluña.

24. Perpiñán

Perpiñán es la ciudad principal del lado francés de la frontera. Merece la pena hacer una visita; ya que la mezcla de influencias francesas y catalanas le da a Perpignan (como también se le conoce) una forma ligeramente diferente a las ciudades del otro lado de la frontera. Además, constituye un buen punto de partida tanto para la costa como para los Pirineos cercanos.

Y si ya te encuentras en Perpiñán, entonces tienes que conocer el Palacio de los Reyes de Mallorca, un impresionante edificio que llamará nuestra atención ya desde lejos.

25. Castillo de Miravet

Las ruinas del antiguo castillo templario se elevan sobre el pueblo de Miravet. La Orden construyó aquí su plaza fuerte en el siglo XII. Actualmente, ha sido parcialmente restaurado y puesto a disposición del público.

Se encuentra situado en la parte más alta de un cerro de aproximadamente 100 metros de altura. Por lo que, desde aquí, disfrutarás de hermosas vistas de la región.

Además, junto al castillo, encontraremos un río. Así que crúzalo en una barcaza; ya que se trata de una experiencia que encantará a toda la familia, en especial a los más pequeños.

26. Olot

Olot es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza. Hay cuatro volcanes cerca de la ciudad. Desde el volcán Montascopa, podrás disfrutar de un hermoso panorama de todo el pueblo. Además, Olot también es famosa como ciudad de artistas, por lo que podrás encontrar diversas galerías, museos y tiendas de arte esparcidas por todo el pueblo.

Además, tenemos la ventaja de que, en los alrededores de Olot, podremos encontrar una larga lista de actividades para realizar, principalmente al aire libre.

27. Parque Paisajístico de la Garrotxa

Cerca de la localidad de Olot, existe un parque paisajístico único con la Zona de Volcanes Extintos. En el parque se pueden ver, al menos, unos 40 conos volcánicos. En el cráter de uno de ellos, Santa Margarita, tendrás la oportunidad de visitar y conocer una particular capilla dedicada a St. Margaret.

28. Pic du Canigou

Localizado a 2784 msnsm; se trata de una enorme y vasta cadena montañosa situada en el lado francés de la frontera. Mucha gente la llama la montaña sagrada de los catalanes, que recuerda a las banderas amarillas y rojas con las que siempre se decora la cruz en la cima. Gracias a su prominencia, la montaña es visible desde muchos lugares de la región, incluso desde sitios muy distantes.

En especial, Canigou no es uno de los picos técnicamente difíciles, pero si quieres alcanzarlo, debes estar en buena forma.

29. Delta del Ebro

La desembocadura del río Ebro es, así mismo, una  bella reserva natural. Aquí podrás disfrutar de hermosos paisajes en un recorrido bicicleta, a bordo de un barco o, simplemente, a pie. Además, este sitio es conocido por sus fantásticos restaurantes y hermosas playas. Se localiza a una distancia de Barcelona de 172 km; por lo que puede ser una escapada ideal de fin de semana.

30. Horta de San Joan y Terra Alta

Se trata de hermosos paisajes del macizo de Els Ports, con olivares y almendros. Ambos son pueblos con un encanto particular, conectados por un carril bici verde a lo largo del trazado de la antigua vía férrea, conocido como Vía Verde. Y Terra Alta, en específico, ofrece deliciosos vinos y viñedos modernistas (a 200 km de Barcelona). Te recomendamos conocer ambos lugares en el mismo viaje.

31. Reus

Reus es la ciudad natal de Gaudí. Y merece hacerle una visita por su impresionante arquitectura Art Nouveau; así como por el moderno Centro multimedia Gaudí. Reus se encuentra a una distancia aproximada de 110 km de Barcelona.

Es uno de esos pueblos perfectos para recorrer caminando, tomar un poco de sol, sacar fotografías de un viaje que recordaremos por siempre y, por qué no, para probar algún plato o postre local, o bien, un helado en una tarde de calor para refrescarnos.

32. Port Aventura

Puede que no sea el lugar más hermoso de Cataluña, pero definitivamente es uno de los lugares más populares para las familias, un parque temático, o en realidad dos, Port Aventura World y Ferrari Land.

Tal vez si sólo estás realizando un viaje sólo o con adultos no resulte el sitio más atractivo para visitar; sin embargo, para esas ocasiones en que no sabemos qué más hacer para entretener a los más pequeños de la familia, puede ser una respuesta efectiva. Además, no tienes por qué dedicarle demasiado tiempo.

33. Monasterio de Sant Pere Casserres

En las inmediaciones de la laguna, en una península en el meandro del río Ter, encontrarás una de las perlas del románico catalán: el Monasterio de Sant Pere de Casserres. Una visita al monasterio es una oportunidad fantástica para aprender no solo sobre la arquitectura románica, sino también sobre la historia de Cataluña.

Si ya estás pensando en realizar un viaje a Tavertet o a la Laguna de Sau, no puedes perderte una visita a este hermoso monasterio.

34. Vila Nova

La nueva ciudad de Tossa de Mar o Vila Nova se centra en la zona peatonal Plaça d’Espanya, un punto de encuentro favorito de los lugareños. Junto a él, el edificio de la Església Parroquial de Sant Vicenç tiene una curiosa historia, comenzando en el Casco Antiguo (Vila Vella), siendo trasladado y reconstruido en el nuevo tramo de la ciudad recién en 1755, con la ampliación del promontorio de los orígenes.

35. Vila Vella

El casco antiguo de Tossa de Mar, rodeado de murallas, Villa Vella fue construido por primera vez en 1186 y reconstruido a finales del siglo XIV. La entrada principal se realiza a través de la Torre de les Heres, portal fortificado con placa conmemorativa en honor al reconocimiento como localidad por parte del abad Ramón de Berga. Las escaleras en las inmediaciones le dan acceso a las secciones peatonales en la parte superior de las murallas.

36. Jardines de Santa Clotilde

Estos maravillosos jardines de Lloret de Mar deben su existencia al movimiento novecentista en Cataluña, expresión de los intelectuales españoles de principios del siglo XX, dedicados al espíritu estético. Los Jardines de Santa Clotilde se construyeron al estilo de los más bien austeros jardines renacentistas italianos, cuyo representante, Nicolau Rubió i Tuduri, tenía solo 25 años cuando los diseñó.

37. Playa de San Sebastián

La playa de Sant Sebastià es una de las playas más largas de la región de Barcelona y una de las más cercanas a la ciudad, con más de 1 kilómetro de arena dorada. Junto con la playa de la Barceloneta, es la playa más antigua y famosa de Barcelona, y ofrece muchos clubes náuticos, populares tanto entre los habitantes de Ciutat Vella como entre los turistas.

Si ya te encuentras en Barcelona y deseas disfrutar de un hermoso día de playa, con actividades al aire libre y, además, conseguir un bronceado perfecto, entonces no puedes dejar pasar una salida a la Playa de San Sebastián.

38. Volcanes ciegos

El volcán San Francesc es uno de los más grandes de Cataluña; puedes ver su cráter, cubierto de hierba, además, desde allí, se abre una magnífica vista de la ciudad.

En el siglo XVII se erigió en el cráter la capilla de San Francesc, cerca del siglo XIX se construyeron dos torres, que ahora se han convertido en atalayas. Así mismo, el volcán La Garrinada está cerca. Éste cuenta con tres cráteres. Mientras que el volcán Bisarokes tiene dos cráteres. Por su parte, los volcanes de Montascopa y Santa Margarita también se encuentran en la ciudad, y se pueden visitar con un guía.

El recorrido tiene una duración aproximada de 2 horas, y se recomienda llevar ropa deportiva y calzado cómodo.

39. Santuario de la Virgen del Tour

Esta hermosa iglesia se localiza en la zona centro de Olot. Este templo fue erigido entre el siglo XVIII y el siglo XX. Esto sobresalta sus características arquitectónicas; ya que podremos encontrar diversos estilos en su fachada y torre.

Si eres uno de esos viajeros que aprecian las obras arquitectónicas, así como la historia de los monumentos, te recomendamos conocer el Santuario de la Virgen del Tour. Sobre todo si ya estás planeando un viaje a Olot.

40. Iglesia de San Esteve

Este particular edificio eclesiástico data del siglo XVIII. Al entrar, seguramente te sorprendas con el insólito altar; que cuenta con diversas obras del célebre escultor catalán Pau Costa. En esta iglesia, así mismo, podemos visitar un museo parroquial, que contiene una colección litúrgica de los siglos XV al XIX con pinturas de diferentes pintores y en diversos estilos y corrientes artísticos.

¿Eres amante del arte sacro, de la arquitectura y la historia? Entones, te recomendamos que incluyas una visita a la Iglesia de San Esteve en tu itinerario por Cataluña. Estamos seguros de que te dejará sorprendido (a).

41. El Jardi Botanic de Vegetacio Natural

Este es un jardín botánico que fue inaugurado en el año de 1986. Es un lugar para dar paseos relajantes y tomar excelentes fotos de diversos especímenes de flora. El horario en el que puedes visitarlo es de 8.00 a 20.00 horas.

Se encuentra localizado en parte del volcán del Croscat, en Gerona; tratándose de una salida ideal para despejar la mente y disfrutar de la naturaleza de la región.

42. Vall d’Aran

Este es otro rincón natural que debes disfrutar si estás planeando un viaje por Cataluña. Aquí, te olvidarás de los problemas del día a día, y podrás perderte entre los árboles y lagos de montaña. Además, el paisaje es simplemente espectacular, ya que podremos tomar fotos realmente hermosas de los picos nevados de los Pirineos que se encuentran en la región.

Su único punto desfavorable es que se encuentra a una distancia aproximada de 340 km de la ciudad de Barcelona. Sin embargo, que la distancia no te asuste, realmente es un sitio que vale la pena conocer.

43. Macizo del Montseny

El Macizo del Montseny es un Parque Natural, el cual se localiza a poco menos de 80 km de Barcelona. Aquí podremos encontrarnos con diversos senderos forestales de diferentes tiempos de recorrido, muchos de ellos, perfectos para paseos familiares.

Además, no sólo disfrutaremos de la hermosa naturaleza, fauna y flora del lugar, sino que también tendremos acceso a ciertas atracciones locales, como lo son varios manantiales (el agua aquí es helada buena parte del año); capillas e, incluso, castillos en ruinas. En total, se trata de 29 hermosas rutas para disfrutar.

44. Rupit

Rupit es un pequeño pueblo con tintes medievales, que, a día de hoy, es una de las excursiones más populares entre las familias de Barcelona y sus alrededores. Además, tiene la ventaja de que se localiza a poco más de una hora de viaje, en automóvil, desde la capital catalana.

Tal vez la atracción más importante es el puente colgante por el que tenemos que pasar para llegar al casco antiguo. Así mismo, aquí también tendrás la oportunidad de disfrutar de lo mejor de la cocina típica de Cataluña.

45. Tavertet

Taverter es un pequeño pueblo que tiene, en su centro, con una hermosa iglesia románica, además de un restaurante donde simplemente disfrutaremos de comida deliciosa: Faves Comptades. Y no sólo eso, sino de las ruinas de un antiguo castillo y diversos albergues.

Además, muy cercana al pueblo, se encuentra la bella Laguna de Sau, que cuenta con un paisaje único, rodeado de acantilados y bosques de coníferas. Nosotros te recomendamos el mirador de Pla del Castell.

Si estás planeando un viaje aquí, debes de saber que cuentas con diversas rutas para practicar senderismo. Perfecto para disfrutar de la naturaleza, así como de una caminata para despejar la mente.

46. Laguna Sau

La Laguna de Sau, que se localiza muy cerca del bosque de las Guilleries, se construyó en los años 60. En la actualidad, el agua de la laguna de Sau cubre la mayor parte del antiguo pueblo de San Román de Sau.

Sin embargo, el atractivo mayor viene cuando llega el periodo de sequías; ya que se puede observar la parte más alta del campanario del templo del antiguo pueblo. Una postal perfecta para una fotografía única en tus vacaciones.

47. Calella de Palafrugell

Calella de Palafrugell es un pueblo de pequeño tamaño que se encuentra en el Bajo Ampudrán, en la región de la Costa Brava. Se caracteriza por sus casas pintadas totalmente de blanco, su zona costera con barcos de madera en la play, sus hermosas calas y calles angostas.

De hecho, tal es su importancia, que la zona de Port Bo (que se encuentra en la región costera) ya cuenta con la denominación de Patrimonio Cultural de Importancia Nacional.

En Calella de Palafrugell también puedes disfrutar del pueblo de San Sebastián de la Guarda, localizado muy cerca, así como del jardín botánico de Cap Roig.

48. Blanes

Blanes se localiza en la Costa Brava, y si ya planeas realizar un viaje por la zona, no dudes en incluir Blanes en tu itinerario. El cual es un tradicional pueblo de pescadores, pero que, en la actualidad, nos ofrece hermosas calas y playas, pero no sólo eso, sino también hermosas iglesias antiguas, un casco histórico y un paseo marítimo únicos, así como diversos restaurantes y bares de la mejor calidad.

El ambiente que encontraremos en Blanes es bastante relajante, siendo ideal, así mismo, si viajamos con niños. De hecho, cuenta con un particular galardón, el de “Lugar Familiar”, y esto, gracias a sus actividades, servicio y todas las comodidades.

49. Roses

Roses es un balneario bastante bonito ubicado en la zona del mediterráneo. Entre otros atractivos, Roses sobresale entre los pueblos de la región por su ubicación privilegiada; así como por su extenso patrimonio histórico y cultural.

De hecho, es uno de los más importantes destinos de vacaciones en Cataluña; ya que no sólo encontraremos playas espectaculares aquí, sino también parques naturales perfectos para hacer un camping o picnic en familia.

En especial, te recomendamos que realices una visita a la ciudadela fortificada, cuya construcción se remonta a principios del siglo XI. Sin embargo, se tienen datos de que, antes de este edificio, aquí había otras construcciones de la época romana y griega.

50. L’Escala

Se trata de una localidad ubicada, así mismo, en la zona costera. Que ofrece a todos sus habitantes una serie de actividades artísticas y culturales, así como hermosas playas, paisajes naturales y fiestas típicas.

Nosotros te recomendamos visitar la bahía de Roses, que es considerada como la playa más frecuentada de la región. Aquí el agua es bastante tranquila, por lo que puede ser una salida perfecta para realizar con niños.

En L’Escala también encontraremos una estatua del Principito, sí, el personaje del cuento infantil; la cual podremos fotografiar en la zona del paseo marítimo.

Sin embargo, el principal atractivo de la zona es, sin duda, el Museo Arqueológico de Cataluña, donde podremos conocer más sobre la historia y las culturas que habitaron la región a lo largo de los siglos.

Consejos para visitar Cataluña

  1. Reserva tiempo suficiente. Cataluña es una Comunidad Autónoma muy extensa y rica, con una cultura única y que nos ofrece una larguísima lista de atractivos. Por ello, si no reservas el tiempo suficiente, seguramente te sucederá que querrás conocer más lugares o visitar nuevos atractivos, justo cuando tus vacaciones están por terminarse. No lo olvides, toma en cuenta todos los sitios que te atraen y reserva el tiempo suficiente.
  2. No te limites a una sola ciudad o una sola región. No te limites, como hemos mencionado en el consejo anterior, Cataluña es una comunidad muy rica, extensa y que podemos disfrutar de múltiples formas. Por ello, no caigas en el error de limitarte, por ejemplo, a la zona de Barcelona; ya que terminarás por perderte mucho de lo que Cataluña tiene por ofrecerte.
  3. Si será un viaje largo, planea tu vestimenta correctamente. ¿Por qué? Bueno, en Cataluña no sólo encontraremos hermosas calas y playas en donde tomar el sol, sino, igualmente, bosques y montañas donde podremos encontrar una temperatura bastante baja. Por ello, si planeas realizar un viaje por diferentes zonas geográficas de Cataluña, no te olvides de planificar correctamente tus outfits.
  4. Reserva las visitas a museos, monumentos y parques naturales vía online; ya que, de esta forma, tendrás la opción de ahorrar una importante cantidad de dinero; sobre todo, si estás pensando en realizar un viaje en familia.

¿Dónde comer en Cataluña?

  • Vinómic: Vinómic, en Barcelona es un restaurante que se enfoca, sobre todo, a la cocina catalana, sobresaliendo por su empleo magistral de los ingredientes locales. Pero no por eso se trata de un restaurante conservador; sino que, en muchos de sus platos, encontraremos deliciosas combinaciones atrevidas, por demás interesantes. Si te encuentras en Barcelona, te recomendamos probar alguna de las especialidades de Vinómic. Dirección: Carrer dels Banys, 60, 08530 La Garriga, Barcelona
  • Celler de Can Roca: Este restaurante se encuentra en Girona, contando con excelentes calificaciones y reseñas. Es un restaurante en el que muy probablemente nos asombrará la creatividad de los encargados de la cocina, que ponen todo su empeño en cada una de sus recetas; además de que sobresalen por la excelente atención que dan a sus clientes. Es cierto que no es un restaurante económico, precisamente; pero podemos decirte que vale la pena pagar más por esta auténtica explosión de sabor. Dirección: Carrer de Can Sunyer, 48, 17007 Girona
  • Le Bistrot: Se trata de otros restaurante que se localiza en Girona. De hecho, ya ha sido reconocido en internet como uno de los sitios más románticos para cenar en Cataluña. Lo podemos encontrar junto a las escaleras de Sant Martí, muy famosas en la ciudad. Además de por sus deliciosos platos, destaca por su decoración estilo francés y ambiente bohemio. Dirección: Pujada de Sant Domènec, 4, 17004 Girona
  • La Bombeta: Este particular restaurante lo encontramos en el hermoso barrio de la Barceloneta; es decir, prácticamente en la zona costera. Sobre todo, te recomendamos comer aquí para probar sus bombas, que son bolas de carne y patatas con salsa picante, muchas veces servidas en tapas. Dirección: Carrer de la Maquinista, nº 3, barrio de la Barceloneta, Barcelona.

¿Dónde aparcar en Cataluña?

Si viajas en auto a Cataluña o has retado y estás buscando dónde aparcarlo, entonces, sin duda, deberías echar un vistazo al artículo en específico de la ciudad o pueblo que piensas visitar. Y es que, en cada uno de ellos, contamos con información relevante sobre los mejores aparcamientos, tanto gratuitos, como de pago, que puedes elegir.

Sin embargo, desde ya te adelantamos que, por lo general, no resulta demasiado complicado aparcar en los pueblos y ciudades de Cataluña; a menos, por supuesto, que se trate de verano, un día festivo o, bien, que estés demasiado cerca de las principales atracciones turísticas.

Localidades que ver en Cataluña